LA JAPONIZACIÓN DEL ORBE

Pictures1

JAPONIZACIÓN DEL ORBE

Tendemos a digitarlo todo,  cero y uno, blanco y negro, Masters&Johnson, Amor y paz.

En el interior del cerebro, superado el umbral del “todo o nada”, las células nerviosas pasan del reposo a la acción como una máquina expendedora de refrescos que recibe la moneda. En el exterior, un umbral del todo o nada sugiere una rendición incondicional, una entrega de todo a cambio de no morir. Son términos severos donde el costo es más alto que el  precio. Términos de entropía. Cuando escuchamos rendición incondicional inevitablemente pensamos en Japón después del estallido de la bomba atómica. Pero no todos somos Japón. Así como la destrucción de Sodoma trajo la generalización de la sodomía, entendida como sexo contranatura  si hemos de creer en la Biblia, la destrucción de Hiróshima trajo la japonización del orbe. Al parecer el mundo se ha rendido ante la evidencia de la atomización, la que consideraremos hipotéticamente la energía de lo invisible, lo omnipotente, el ello, el control, la administración, la voluntad de implantar el colectivismo

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: